Haciendo la Diferencia

Luisa Fernanda Montero

Para La Red Hispana

¿Ha estado usted enfermo? Digo, ¿ha llegado a estar en ese estado de indefensión al que puede llevar la enfermedad? Si no, es usted o muy joven o muy bendecido.

La enfermedad, por desgracia, hace parte de la naturaleza humana y cualquiera que haya estado enfermo sabe que en ese estado el cuidado es fundamental y que, partiendo de esa premisa, los cuidadores pasan a ser aliados imprescindibles. Por eso no cualquiera puede asumir el papel de cuidador.

Son muchos los requisitos que hay que cumplir y las cualidades -y calidades- que hay que tener para cuidar adecuada y oportunamente a otro ser humano.

Entre aquellos que tienen el don de cuidar sobresalen, sin duda, los enfermeros y las enfermeras. Seres capaces de condensar la bondad, la inteligencia, la compasión, el amor, el profesionalismo, la ternura, la eficiencia, el sentido común y mucho más en un solo paquete.

Y es que, un enfermero, puede hacer la diferencia. Muchas veces entre la vida y la muerte. Otras tantas entre el dolor y su ausencia, entre la soledad y el apoyo, entre el miedo y el valor. Es un enfermero, el que te recibe y te alienta, el que te indica qué hacer o qué evitar, el que te anima a dar el próximo paso, el que te consuela y el que -en un instante- también puede salvarte la vida. Para ser capaz de todo eso, hay que tener un gran corazón; por eso no cualquiera es enfermero. No cualquiera puede serlo.

Eso lo sabe, muy bien Ingrid Ortega, una venezolana que recorrió un largo camino para cumplir su sueño de ser enfermera, porque para ella lo más importante es la posibilidad de apoyar a otros y lo sabe también Anette Díaz una estudiante de maestría de San Diego, California que se enamoró de la enfermería cuando tuvo que visitar el hospital a temprana edad debido a una reacción anafiláctica. Esa experiencia le abrió los ojos a la vulnerabilidad del ser humano y a la importancia de los enfermeros y enfermeras y la llevo a convertirse en la profesional atenta y amorosa que es hoy.  Estas y otras historias se encuentran en Carrerasenenfermeria.org

La enfermería es una profesión que ofrece una variedad de alternativas de crecimiento; es una posibilidad real para hombres y mujeres capaces y con aspiraciones. Pero, además, aquellos que cuentan el bilingüismo entre sus virtudes, son indispensables para la comunidad hispana.

Es de vital importancia contar con proveedores de salud cultural y socialmente afines capaces de satisfacer las necesidades de sus pacientes., basados en los principios de la excelencia. Necesitamos hacer la diferencia, necesitamos enfermeros hispanos dignos de su comunidad.

Para obtener más información de enfermería o de convertirse en un mentor para estudiantes, visite Carrerasenenfermeria.org

Leave a Reply

Translate »