Candidatos Diversos en las Elecciones Presidenciales : Hay de todo y por todos lados

Por Scott Peck, M.A., M.B.A

Este ciclo de elecciones presidenciales ha creado muchos precedentes notables. Si usted no ha oído hablar de los sucesos notables, no está solo porque muchos no lo hemos escuchado. Los medios de comunicación no han hablado de estos temas en lo absoluto. La moda del 2008, donde el senador Barack Obama estaba siendo adulado y promovido constantemente como el primer candidato presidencial Afro-Americano,  ha desaparecido en el 2016. El votante que esté interesado en la raza y las inquietudes de las comunidades minoritarias sólo puede adivinar el significado  de  lo que- pasó.

En 2008, mientras que Barack Obama era candidato a presidente, hubo una oleada de apoyo de las comunidades afroamericanas a Obama, este apoyo también creció dentro de la comunidad latina, ya que los latinos apoyaron a Barack Obama a un ritmo de 70%. En el año 2016, tenemos un socialista judía, dos mujeres y dos latinos que se postulan para presidente. Es posible que no se hayan dado cuenta de que en enero, un latino ganó una primaria estatal por primera vez en la historia de Estados Unidos. El senador de Texas Ted Cruz ganó Iowa y desde entonces ha ganado en varios otros estados. Compañero senador y latinos, Marco Rubio también ha ganado en algunos estados. ¿Se dieron cuenta de que estos hombres fueron los primeros latinos para ganar el apoyo y el éxito en una elección presidencial? La respuesta es que nadie hizo adulación y promoción a la comunidad Latina cuando uno de ellos ganó.

En el lado del Partido Demócrata, se ha hecho todo lo posible para arreglar la elección de Hillary Clinton y tener a la primera mujer candidata de un partido importante. Su oposición es Bernie Sanders, si prevalece, él sería el primer candidato judío y el candidato de mayor edad en postularse para presidente de nuestro país. Es decir la diversidad de nuestros candidatos salta a la vista, pero lo que si es cierto es que hasta ahorita nadie adula ni promueve a ninguno de ellos por los medios, como lo hicieron frenéticamente en el 2008 con Barack Obama. En su lugar, continúan siguiendo el discurso estúpido del magnate Donald Trump y sus ataques personales contra los inmigrantes.

Sin resaltar ni acordarse de que Hillary Clinton ha declarado anteriormente que ella está “rotundamente en contra de los inmigrantes ilegales.” La prensa ha guardado silencio sobre el hecho de que Bernie Sanders nunca ha tomado una posición sobre la reforma migratoria durante sus muchos años en el cargo. Durante esta elección, sin embargo, él ha indicado que respaldaría una reforma migratoria integral como presidente. ¿Por qué no cuando él era un miembro del Congreso o cuando estaba en el Senado? La probabilidad de que él pudiera afectar el cambio fue mucho mayor en la legislatura de lo que sería como presidente. Algo que Barack Obama ha encontrado en su gestión. El éxito de Bernie Sanders quien ha indicado que él es un socialista, también por primera vez en la política estadounidense, Hillary Clinton ha empujado para mover su campaña tan a la izquierda como Sanders en muchos temas e incluso más a la izquierda en otros temas. En  cualquiera de estos triunfos, la presidencia podría prepararse para ser la más liberal en la historia de Estados Unidos y crear un bandazo hacia la izquierda en la política estadounidense en todo el mundo. Un Estados Unidos socialista sería muy parecido a los gobiernos de que muchos inmigrantes dejaron. El Salvador es un país socialista y México tiene elementos de socialismo. ¿Pero es esto lo que debe ser importado de América Latina?

Los Estados Unidos ya se ocupa de los niveles de la lucha de clases y con la represión de los esfuerzos individuales. los derechos de la persona en los Estados Unidos modernos se consideran una afrenta a la igualdad. La economía de Estados Unidos ha sufrido la peor recuperación de su historia. Es en gran parte una recuperación sin empleo que es un producto de la intervención del gobierno y la retórica venenosa que ha deprimido las clases corporativas y de negocios. Un día no pasa por en el que la preocupación por la disparidad de ingresos se eleva como un problema. El cristianismo ha sido marcado como la nueva forma de la intolerancia y el odio. Los religiosos que no están de acuerdo con muchos de los nuevos conceptos de “igualdad”, en los Estados Unidos continúan siendo atacados y menospreciados como intolerantes. El último bastión de la libertad se está convirtiendo en un estorbo de las leyes destinadas a crear un poderoso control sobre la sociedad y pervertir el significado de la libertad en el sentido de que sólo lo que los iconoclastas de la sociedad estadounidense les ven y les dan el significado que quieren.

Recientemente, recibí un correo electrónico de Latinos Lideres de Omaha  que lamentaban el hecho de que había poca cohesión política, que la comunidad latina se divide en pequeños bloques de militantes que no confluyen en la fuerza. Hoy en día, un candidato latino lucha por su vida política en contra de Donald Trump, un hombre que parece rotundamente despreciado por la mayoría de los latinos. No hay ninguna consideración de un latino que puede hacer que su comunidad este orgullosa y puedan ayudar a promover el poder del voto latino. En su lugar, Donald Trump ha ganado el voto latino en varios estados más de Ted Cruz

Si la comunidad latina es seria acerca de convertirse en una fuerza política en las campañas futuras, su futuro no puede estar atado a un solo partido. No hay aumento de la candidatura a la candidatura de Ted Cruz, de la comunidad latina. Los medios de comunicación no están promoviendo a Ted Cruz como la segunda venida como lo hicieron con Barack Obama. Parece como si fuere el problema del partido, o que él está en el lado equivocado. La comunidad afroamericana vota en gran medida al unísono con los demócratas, sin embargo, después de 50 años, la comunidad sigue argumentando que son marginados y discriminados escandalosos. Una latina tiene la oportunidad de ser presidente, un hombre que se considera muy inteligente, un graduado de la Ivy League y un sorprendente ejemplo de lo que puede lograr un latino en los Estados Unidos también puede ganar la presidencia … y por ultimo solo faltara que el magnate Donald Trump gane el voto latino.

Leave a Reply

Translate »