DAPA y Extensión de DACA paralizados por ahora, pero la Lucha por la Reforma Migratoria y los Derechos por la Inmigración sigue Viva

blackford

Por Brian J. Blackford

El 23 de junio la Corte Suprema paralizó  la constitucionalidad de la Acción Diferida del Presidente Obama para los padres de Americanos (DAPA) y la expansión de la Acción Diferida para los llegados en su niñez (DACA)  dejando en su lugar el bloqueo de los programas que se estimaron permitirían a alrededor de 5 millones de inmigrantes evitar la deportación y obtener autorización de trabajo. Esta decisión dividida no establece ningún precedente en la Corte Suprema, estas políticas importantes y de sentido común que son legales, constitucionales, y en consonancia con décadas de acciones tomadas por los presidentes de ambos partidos políticos permanecerán bloqueadas por ahora. Los tribunales inferiores seguirán examinando el caso y, en definitiva, pudieran acabar ante la Corte Suprema una vez más en los próximos años.

La Corte Suprema tuvo la oportunidad de proporcionar claridad y orientación a la nación pero en lugar de eso la paralización de la corte causó que las familias continuaran sufriendo y esperando en el limbo. Millones de inmigrantes y sus hijos ciudadanos estadounidense continuarán viviendo en miedo y esto es increíblemente decepcionante ya que la Corte no pudo resolver este tema de una manera que tranquilizara el miedo. La evidencia del programa original de DACA el 2012, la cual no es afectada por la decisión de la Corte Suprema de la semana pasada, ha protegido a más de 800,000 inmigrantes en los últimos cuatro años, indicador que esta paralización es una gran pérdida. Tres cuartas partes de los receptores de DACA han podido obtener trabajos con mejor paga, 30 por ciento ha regresado a la escuela y 59 por ciento dijo que pueden mantener a sus familias. Esto es también evidencia que DACA ayuda a mantener inmigrantes integrados en la vida Americana – en lugar de perder interés en la escuela o carrera por creer que su estatus inmigratorio los detiene. Esas son oportunidades que otros mayores que ellos en su misma situación no podrán obtener a través de la expansión de DACA y que millones de padres de gente como ellos nunca podrán obtener a través de DAPA.

Sin embargo, no debemos de rendirnos sino convertir la decepción en motivación y acción para traer cambio a nuestro sistema de inmigración roto que la mayoría de la gente americana apoya. Nosotros como defensores de la reforma migratoria y de los derechos de los inmigrantes continuaremos luchando la buena pelea hasta que nuestras leyes de inmigración satisfagan las necesidades y demandas de nuestra economía y familias americanas, ya sea legales, en estatus mixto o en estatus sin autorización.

Presionaremos por iniciativas temporales como DAPA y DACA extendida que trae alivio a las familias inmigrantes que han esperado décadas para que el sistema de inmigración sea arreglado. Sin embargo lo más importante, debemos también hacer que el Congreso haga su trabajo y cree una solución más permanente al aprobar leyes de inmigración inteligentes que mantendrán familias unidas, beneficiarán la economía e impulsen a nuestro país adelante.

En el futuro inmediato, debemos votar y votar por políticos que apoyen la reforma migratoria y los derechos de los inmigrantes. Si no puedes votar porque todavía no tienes 18 años de edad o eres un ciudadano Americano, probablemente conoces a alguien que esté animado a votar. Lo que está en juego no puede ser más grande y la oportunidad no puede ser más clara mientras la política del futuro de inmigración sea determinada por el ganador de la elección presidencial del 2016. La presunta nominada Demócrata, Hillary Clinton se ha comprometido a introducir una legislación de una reforma migratoria comprensiva dentro de los primeros 100 días de su administración; ella  ha prometido encontrar una manera de expandir protección de deportación para inmigrantes aún más de lo que el Presidente Obama hizo o trató de hacer con DACA y DAPA. Por otro lado, el presunto nominado Republicano, Donald Trump ha prometido deportaciones masivas de millones de inmigrantes, construir una pared  a lo largo de la frontera de EU y México y de rescindir del programa DACA en adición de llamar a los mexicanos “violadores” y “criminales”.

Venga conmigo a votar en Noviembre y juntos podemos superar nuestra decepción por la decisión la Corte Suprema al levantarse por una justicia para inmigrantes y continuar nuestra lucha por arreglar permanentemente nuestro sistema de inmigración roto.

Brian J. Blackford tiene su propia practica de inmigración en Omaha, Nebraska y es presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración capítulo Iowa – Nebraska.

Leave a Reply

Translate »