Perseverancia y Dedicación: Jenni Durant bajó más de 100 libras, ahora ayuda a otros a través de la motivación y el apoyo

TESTIMONIO REAL

Hola, mi nombre es Jenni Durant. Yo trabajo en Curves de South Sioux City. Mi viaje de pérdida de peso comenzó hace varios años. Yo pesaba 235 libras. Debido a las malas elecciones de alimentos durante muchos años, por no hacer ejercicio y un poco de historia familiar me dio diabetes tipo 2. Tenía que tomar 4 inyecciones y pastillas todos los días. Estuve muy enferma durante muchos años. Ni siquiera podía pasar un examen físico. En ese entonces era una líder Cub Scout junto con unos amigos míos. Un verano, nos llevamos a nuestro tropa a un campamento en Fremont Nebraska. Fue una experiencia agradable, pero no podía mantener el ritmo con los chicos. Uno de mis amigos atendía a los  chicos y el otro se quedaba conmigo. Tuve una semana de mucho ejercicio. Teníamos 3 comidas al día con un poco de golosinas (snacks). Yo le preguntaba a uno de mis amigos si tenía hambre y él me respondía, “no, estoy bien”. Así que yo estaba bien. Estaba con las personas que comían bien y que les gustaba hacer ejercicio. Había llevado bocadillos en el viaje pero nunca comí ninguno. Mis amigos no tenían ni idea de lo que estaban haciendo por mí durante ese tiempo.

Los chicos habían aprendido mucho de esa semana. Pero yo aprendí mucho también. Aprendí que no tenía necesidad de comer todo el tiempo. Mis amigos me enseñaron a ser una mejor persona sólo por ser ellos mismos. Esa semana llegué a casa casi con 10 libras menos. Mi ropa no estaba tan apretada. Cuando llegué a casa todavía cocinaba los mismos alimentos que mi familia quería, pero empecé a comer sólo la mitad. Salía a caminar todas las noches. Empecé a caminar una milla y media y ahora camino hasta 6 millas. Poco a poco empecé a despegarme de la mala comida. Las “papitas” estaban ocultas y tenían que ser pedidas, y se negaban a veces. “Papitas”, galletas, pan blanco y ya no se compraban en casa, excepto ocasionalmente. El refrigerador está lleno de alimentos integrales. Mi familia no estaba a favor de esto. Yo era antes el proveedor de alimentos chatarra. Querían rápidas alimentos procesados fácilmente. Pero me mantuve firme. Esta era una batalla que no iba a perder. Tenía unas pocas personas con las que podía hablar para pedir apoyo. Incluso si fuera unas cuantas palabras, tuve a alguien que estaba orgulloso de mí. Un año más tarde me presenté para un trabajo en Curves Fitness. Yo conocía a la dueña Teri Dolezal por la Iglesia. No la había visto en mucho tiempo. Cuando fui a solicitar el trabajo ni siquiera me reconoció. Yo pesaba 45 libras menos, me había dejado crecer el pelo, e hice un cambio de imagen completamente nueva sobre mí misma, dejando de usar las grandes ropas holgadas. Después de que Teri y yo hablamos por un tiempo y ella vio todos los cambios en mí, me contrató en el momento. Curves fue la primera vez que había hecho algún entrenamiento.

Ni siquiera podía hacer 2 rondas en el circuito. Ahora hago 3 rondas. También obtuve la certificación como instructora de pérdida de peso, entrenadora personal,    instructora de grupo Fitness e  instructora de Zumba con licencia. En mi formación he aprendido cómo preparar comidas saludables. Trabajé más duro, y por supuesto que todavía iba a dar mis caminatas. Incluso me entrené para correr.

El ejercicio, comer bien y determinación para hacer las cosas son los elementos para perder peso. Es así de simple. Usted tiene el control  ¡No la comida! ¡Si usted puede hacerlo, verá los resultados!

Ahora Curves tiene una nueva programación. Yo enseño una clase de ejercicios llamada Body Basics. También tenemos clases de kick boxing, equilibrio corporal (yoga), y el Grupo Fitness . Creemos en buenos entrenamientos cardio seguros. Zumba es el único suplemento con cargo extra. Yo proporciono todo el entrenamiento personal y clases gratuitas aquí para nuestros miembros. Nunca digas nunca. Nunca pensé que iba a bajar de peso y tener esta figura de nuevo. Nunca me gustó hacer ejercicio, y mucho menos enseñar una clase de ejercicios. Curves salvó mi vida, así como mis amigos. Yo era candidata para un derrame cerebral. Si no hubiera cambiado mi vida probablemente no estaría aquí hoy. Estoy orgullosa de decir que llegué a mi última meta de pérdida de peso. ¡Pesando 128 libras ! He perdido 107 libras y no podría estar más feliz.

Mi médico me quitó todo el medicamento para la diabetes. Siempre seré diabética pero ahora lo controlo mediante el ejercicio y comer bien. Ella está tan orgullosa de mí. En las revisiones siempre tiene una sonrisa. Mi familia ahora me apoya y está orgullosa de mí . Mi marido y los niños me presumen y comemos mucho más sano. Todo el mundo ha perdido peso en mi casa. No importa cómo te sientas. Triste, deprimido, o incluso alegre. Uno se siente mucho mejor después de que haces ejercicio.

¡Siempre digo que estoy tan contenta de haber cambiado mi vida y haberla dedicado al ejercicio! Yo era una persona muy deprimida, pero cambié mi vida. Pase lo que pase en mi vida me niego en comer por stress. De verdad hubo momentos en que toqué fondo y quería volver a esos malos hábitos alimenticios. Pero yo diría que ¡por supuesto que no! No voy a hacerlo de nuevo.

En Curves Fitness yo motivo e inspiro a nuestros miembros. Ese es mi trabajo. Nos fijamos metas pequeñas y trabajamos hasta las grandes. Nuestros miembros saben que se puede hacer porque me han visto hacerlo. Estoy haciendo para nuestros miembros lo que mis amigos hicieron por mí. ¡Motivar, escuchar y apoyar!

Me gustaría invitar a la comunidad a Curves y tratar mi clase de Zumba.

Si mencionan este artículo ofreceré la ¡PRIMER CLASE GRATIS! Soy firme creyente en la salud y el bienestar. Lo que necesiten mis miembros yo proporciono ayuda con sus objetivos de ejercitamiento.

Translate »