Julio Martínez Corona, nuevo Ciudadano Americano con la ayuda del Centro Hispano Comunitario de Nebraska

Julio Martínez Corona, nuevo ciudadano americano con la ayuda del Centro Hispano Comunitario de Nebraska

Por Oswell Reza

Soñar es fácil, pero materializar nuestros ideales, darles forma y convertirlos en algo real, es una constante lucha llena de esfuerzo, coraje, dedicación y pasión, pero sobre todo sacrificio.

Si bien es cierto que cada ser humano en en este planeta debería ser considerado ciudadano del mundo, las reglas sociales dictaminan que es en el país en el que se nace el que nos forjará con su esencia durante toda nuestra vida, nada fuera de la realidad. Por otro lado, considerando que somos seres curiosos y de alma libre, sin importar las razones o causas, ni mucho menos las circunstancias que nos orillen a emigrar a otro país, una cosa es verdad: “siempre llevaremos en el alma, el corazón, en la memoria y en nuestra sangre, las raíces del lugar que nos vio nacer, crecer y ser quienes ahora somos; pero también el imparable deseo de volar con el viento y cruzar fronteras, muchas veces no solo en busca de una mejor vida, sino de un lugar en donde uno pueda vivir en paz, estar tranquilo, ser feliz y sentirse mejor.

Dicho esto, queremos reconocer al Centro Hispano Comunitario de Nebraska por ser parte de esta fábrica de sueños cumplidos, por ayudar a la comunidad latina y estar presente en momentos clave en la vida de madres, padres, hijos, familias hispanas que con tanto esfuerzo y sacrificio se han visto beneficiadas de todo el apoyo, cariño y ayuda a través de su ardua labor que día a día desempeñan.

Asimismo felicitamos al ahora ciudadano americano Julio Martínez Corona, quien gracias a todo su esfuerzo, el sudor de su frente y con ayuda del Centro Hispano, el pasado mes de agosto fue considerado con este beneficio en el país de las oportunidades, y el que posiblemente podría ser para todo inmigrante uno de los mayores logros sino es que el verdadero sueño americano.

“Absolutamente aprecio toda la ayuda otorgada tanto a mi esposa como a mí para hacer esto posible. Es con recursos como el Centro Hispano que hacen que el proceso de legalización sea más alentador. Si más gente supiera acerca de esto, más serían capaces de convertirse en ciudadanos con éxito”, expresó contento Julio Martínez Corona.

Por ello y por todas aquellas historias de sueños hechos realidad, queremos alentarte a nunca dejar de creer en ti, en lo que eres y todo aquello que puedes lograr, porque vida solo hay una y oportunidades siempre habrá de más.

¡Felicidades!