El Departamento de Transportes de Iowa actualiza sobre inundaciones e informó que la I-680 reabrió el viernes pasado

El Departamento de Transporte de Iowa anunció que el río Missouri, que retrocedía lentamente ante el estancamiento de agua que provocó inundaciones y cierres en diferentes secciones de las carreteras interestatales 29 y 680, pudo permitir que estas mismas fueran reabiertas el pasado viernes por la tarde, luego de que permanecieran cerradas por varios días.

El puente de la Interesatal 680 que cruza el río Missouri desde Omaha hasta el intercambio de la Interestatal 29 en Iowa, reabrió el pasado viernes al igual que la I-29 en Iowa desde Crescent hasta Council Bluff. Sin embargo y ante la llegada inminente de las próximas lluvias que se avecinan, los transeúntes temen que el río Missouri se desborde una vez más y provoque inundaciones aún peores, lo que causaría un nuevo cierre en las carreteras y obligaría a las debidas autoridades a tomar nuevas medidas y precauciones.

Ante esto, el director del Departamento de Transportes de Iowa, Mark Lowe, informó sobre los daños provocados tanto a puentes como carreteras principalmente de Nebraska, y los cuales se oscilan en los $160 millones de dólares.

El Departamento de Transportes de Iowa también advirtió que la lluvia esperada en los próximos días en el área, podría causar inundaciones adicionales que requerirían que las rampas de entrada y salida se cerraran nuevamente con poca o ninguna notificación previa.