Descubriendo Omaha

EL VIAJERO
Por Oswell Reza

Aún recuerdo el primer día que llegué a esta hermosa ciudad, el paraíso de los paisajes que brinda la imponente madre naturaleza. Honestamente deseaba mucho vivir aquí; era como esa voz interior que me decía una y otra vez que aquí era el lugar en el que me debía quedar y echar raíces. Y es que a pesar de que ya había venido en dos ocasiones y tenido la oportunidad de vivir en diferentes ciudades dentro del territorio americano, simplemente mi alma se sentía atraída por la voz y el espíritu encantador de Omaha.

Verás, siempre me ha gustado el clima templado, más frío, y tal vez de ahí es de donde viene mi gusto hacia el norte del país, sin embargo debo admitir que es muy cierto que el invierno es más duro cuando lo vives que cuando te lo cuentan, pero a pesar de ello lo que más me ha gustado, es que durante el año es factible disfrutar de las cuatro estaciones, que si bien han ido cambiando durante el paso del tiempo y a consecuencia del calentamiento global, aún es posible gozar de sus cortos lapsos en esta ciudad en donde además abunda la cultura de diferentes países latinoamericanos.

Dicho esto, a lo que te truje chencha… Cuando viví en Houston Texas, nunca me di a la tarea de buscar sitios de ocio, ya sabes lugares para conocer y disfrutar. Yo lo atribuyo a que además de ser una ciudad enorme en donde el tránsito vehicular crea caos a todas horas, y el calor extremo propio de una ciudad construida sobre el cálido desierto, también es debido a las grandes distancias que se deben recorrer para llegar a un destino. No me mal interpreten, claro que igualmente tiene lo suyo y mucha gente ama esa ciudad, pero para mí, durante los casi 4 años que estuve allá, nunca sentí ese click que ahora siento estando aquí; sin embargo, es curioso porque me he topado con la creencia de que es una ciudad tranquila en donde existen pocas opciones de entretenimiento.

Por esa razón, esta sección será dedicada exclusivamente a explorar Omaha, y así poder descubrir juntos la gran cantidad de interesantes cosas que se pueden hacer y que muchos desconocemos.

Así que voy a empezar recomendándole a todos los amantes del contacto con la naturaleza, el esquí acuático, el paddle boarding, el paseo en lancha, y los cayak, que si cuentan con algunos de estos últimos objetos y/o accesorios acuáticos, visiten el lago en el Lawrence Youngman Park, un sitio inigualable ubicado en la N HWS Cleveland Blvd y la N 192nd Street, en donde pasarán horas de total diversión tanto para chicos como para grandes, ya que además el lugar cuenta con una gran carpa para protegerse del sol y recrear una tarde de picnic o día de campo al estilo familiar.

“Carpa comunitaria del Lawrence Youngman Park”

Asimismo y si eres amante de la pesca relajada, también puedes traer tus respectivos accesorios para esta práctica y encontrar el sitio perfecto a la orilla del lago con tu silla, sombrilla y tu caña de pescar, mientras esperas con paciencia al mismo tiempo en que disfrutas y te relajas con las hermosas imágenes de postal que ofrece este maravilloso lugar.

Así que ya lo sabes, no hay excusa para darte la oportunidad de convivir con la madre naturaleza y hacer algo completamente distinto, o para muchos, algo que les apasiona. A continuación te dejo una serie de imágenes para que puedas apreciar este hermoso punto de encuentro y te animes a recorrer y visitar el lago Lawrence abierto al público sin costo alguno.

“Hombre pescando en su lancha”