México declara constitucional lesionar o matar en legitima defensa solo si es necesario

Durante mucho tiempo México ha sido un país mejor conocido por ser gobernado mayoritariamente por la avaricia, la corrupción y un excesivo uso del poder y el empleo de las malas decisiones que afectan totalmente a la población, específicamente a los sectores de la clase media y baja. Sin embargo, pocas veces se aprueban leyes que sorprenden y tienen gran impacto en la sociedad, como lo fue el caso de la validación de poder matar a otra persona en legítima defensa. Y es que el pasado 5 de noviembre, La Suprema Corte de Justicia de la Nación validó preceptos que regulan la legítima defensa en los estados de Veracruz, Baja California y Nuevo León, una medida que sin duda viene a abrir el gran debate que de por sí ya existía sobre este delicado tema.

¿Pero, en qué consisten realmente estos preceptos? De acuerdo a un comunicado emitido, la SCJN, en sesión del tribunal Pleno se validó la porción normativa lesión o incluso la privación de la vida, del artículo 25, fracción III, segundo párrafo, del Código Penal de Veracruz, al considerar que no genera inseguridad jurídica ni permite a las personas hacerse justicia por propia mano. Sin embargo, la SCJN advirtió que aunque este precepto establezca una presunción de legítima defensa en ciertos casos, esto no debe interpretarse en el sentido de que las personas puedan hacer uso de la fuerza indiscriminadamente, ni que se pueda excluir la responsabilidad cuando el daño producido al agresor haya resultado innecesario o excesivo. A lo anterior, toda vez que el propio precepto es claro al señalar en su primer párrafo que para que se actualice la legítima defensa es necesario que haya habido necesidad racional en los medios empleados para repeler la agresión”. Asimismo y con esos mismos argumentos, el Pleno de la Corte también validó el artículo 23, Apartado B, fracción II, párrafo segundo, del Código Penal para el Estado de Baja California, donde se establecen los requisitos para que pueda presumirse la existencia de la legítima defensa. Así como el artículo 17, fracción III, párrafo último del Código Penal para el Estado de Nuevo León, donde se regula este mismo tema.

Por supuesto las opiniones se encuentran divididas, pero ciertamente miles de personas se sienten más tranquilas con esto, debido a que era bien sabido que con anterioridad parecía que las autoridades protegían más a los mismos delincuentes que a los buenos y respetados ciudadanos de una nación con un sistema roto y completamente inundado por la corrupción. Curiosamente, todo esto viene pasando luego de que el joven Omar Edgar Sandoval lograra desarmar y enfrentar a tres delincuentes que lo intentaron asaltar con cuchillo y pistola afuera de su domicilio en Tlalelolco, sitio en donde al intentar defenderse de sus agresores, fue remitido al MP en calidad de detenido y de donde logró publicar un video que inmediatamente se hizo viral en el que se le ve con una venda en la cabeza pidiendo justicia, alegando que él solo actuó en legítima defensa. Por el momento momento esta validación solo es aplicable en las tres ciudades ya mencionadas, pero se espera que se extienda por toda la república.

Por Oswell Reza

Translate »