ICE se plantea liberar a detenidos vulnerables de contraer coronavirus

En Estados Unidos, aproximadamente unas 36 mil personas se encuentran en detención civil remitidas por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas del país, mejor conocido como ICE, en su mayoría por violaciones migratorias, aunque cerca de la mitad enfrentan cargos pendientes o son crimínales convictos.

Recientemente, ICE informó que se encuentra estudiando caso por caso para determinar qué personas son consideradas más vulnerables al riesgo de contraer la enfermedad que provoca la nueva cepa de los coronavirus, conocida mundialmente y nombrada por la Organización Mundial del la Salud como COVID-19, para dejarlas en libertad.

Dentro de las personas que se están tomando en cuenta se encuentran aquellos cuyo rango de edad sobrepasa los 60 años, así como personas con enfermedades agregadas que los hacen un blanco fácil para el virus de la década. Hasta el momento, ICE asegura que ha liberado a más de 160 personas e identificado como “vulnerables” a otros 600 detenidos, pero esto no ha sido suficiente para activistas y médicos expertos que han estado presionando durante semanas con el argumento de que el COVID-19 es realmente peligroso en las prisiones.

Por el momento, ICE se ha mantenido al margen de hospitales e instalaciones medidas a excepción de casos realmente extraordinarios, esto como una medida que brinda la oportunidad por derecho a que todo inmigrante pueda buscar ayuda médica para ellos y sus familiares y más ahora frente a la actual situación sanitaria que vive el país; sin embargo, sus operaciones de cumplimiento “redadas”, aún siguen efectuándose en otros sitios, aunque con mayor reserva.

Si bien no se sabe cuántas de las personas que han sido liberadas fue por oden de una corte, abogados defensores de los derechos de los inmigrantes aseguran que el coronavirus es sólo un factor que influye en esta medida, pero que no hay un cambio permanente dentro de las políticas por las que opera la agencia.

Hasta el momento la agencia ha reportado 32 casos de COVID-19 dentro de sus prisiones, pero se cree que la cifra es mayor, por lo que expertos advierten que el brote del coronavirus podría afectar gravemente las cárceles en dónde el distanciamiento social y otras prácticas para controlar la propagación son difíciles de implementar. Atribuido a esto, quienes se encuentran detenidos han comenzado una huelga de hambre para presionar a la agencia.

Redacción Mundo Latino

Imagen de portada: RogueRocket

Translate »