Las Comadritas 04/22

(RING, RING) Hello! Residencia de la familia Kiruna, ¿quién habla? – HOLA COMADRITA, SOY YO. ¿POR QUÉ SE CAMBIÓ EL APELLIDO? – ¡Ay comadre! Es que hay tanto tunante… ¿Y por qué me esta hablando por el número fijo? – LE HE ESTADO HABLANDO A SU MÓVIL, PERO NO ME CONTESTA. – ¿Cómo que no comadrita?, si no lo he usado en toda la mañana. – PUES CHÉQUELO COMADRITA, A LO MEJOR ESTA APAGADO. – No comadre, ya sé lo que pasó; estos hijos de su… ¡que soy yo!, lo han de haber agarrado para jugar, pero ahorita verá que los pongo como Dios puso al perico. – ¿Y QUÉ HACE COMADRE, APARTE DE PELEAR CON SUS FIERAS? – Orale comadre, no se mande. Aunque tiene razón, ya andan como fieras enjauladas y yo estoy igual, sobre todo Kevincito que es el más chico, pues sus hermanos casi no juegan con él. – ¿Y TIENEN BICICLETA, COMADRE? – Pues sí, por ahí en el garage hay una. – PUES SÁQUELA Y APROVECHE QUE EL TIEMPO ESTA MEJORANDO Y PÓNGALO A DAR VUELTAS EN EL PATIO. – ¡Cómo no se me había ocurrido! ¿Y usted qué ha hecho? – YO ME PUSE A PODAR LOS ROSALES Y MAÑANA LES VOY A PONER INSECTICIDA NATURAL. – ¿Y usted lo hace, comadrita? – SÍ COMADRE. – Pues dígame cómo, ya que ahorita tiene una que ahorrar lo más que se pueda, pues vienen tiempos difíciles. – NO ME ASUSTE COMADRE. – Sí comadrita, ya ve que en el súper faltan muchas cosas, y esta pandemia va para largo. – TIENE RAZÓN COMADRE, MIRE: A UN LITRO DE AGUA AÑADA DOS CUCHARADITAS DE VINAGRE, PÓNGALO EN UNA BOTELLA ATOMIZADORA Y ROCIE SUS PLANTAS, DE PREFERENCIA POR LA TARDE O NOCHE. POR LA MAÑANAS RIEGUELAS Y REPITA DOS O TRES DÍAS. – Oiga comadre, usted que todo lo sabe y lo que no, lo inventa, qué le parece si me da algunas recetas caseras para ponerme mas bella. – ¡AY COMADRITA! ESO SÍ QUE VA A ESTAR DIFÍCIL. – No sea malora comadre. ¿Qué, tan mal estoy? – NO COMADRE, AL CONTRARIO, LO DIGO PORQUE USTED NO NECESITA NADA. – Mire, no me quiera “dorar la píldora” comadre. Resulta que el Jilemón compró una alberquita para los huercos y vamos a hacer “Acapulco en la Yarda”. – BUENO COMADRE, ¿Y USTED SE VA A METER AL AGUA? – No comadre, ¿cómo cree? El agua o yo, ¡no cabemos las dos! – SÍ SE LO CREO, JA,JA,JA ENTONCES LE ACONSEJO QUE SE SIENTE A CUIDAR A SUS BODOQUES Y SE PONGA UN BUEN BLOQUEADOR DE SOL, PORQUE LAS “DORADITAS” DE HOY SERÁN LAS “PASITAS” DE MAÑANA. – Sí, ya tengo mi bloqueador, mis lentes, sombrilla, traje de baño y todo para hacer mi “piña colada”. Pero fíjese que, como verá, no he podido ir al salón a hacerme mis rayitos, ¿qué me aconseja? – MIRE COMADRITA YO ME LOS HACÍA CUANDO ERA JOVEN, CUANDO NO TENÍA CANAS. – !Uyyy comadre! ¿Y todavía se acuerda? – BUENO COMADRE, ¿QUIERE SABER, O NO? – Sí comadrita, no se enoje. – MIRE, MEZCLE UN CUARTO DE TAZA DE JUGO DE LIMÓN CON TRES CUARTOS DE TAZA DE AGUA Y PÓNGASELO EN EL CABELLO, SIÉNTESE AL SOL HASTA QUE SE SEQUE, LUEGO ENJUAGUE. EL LIMÓN ES UN BLANQUEADOR NATURAL. -¡Ay comadrita!… creo que ya se me quemó el arroz, luego me da más tips. – SÍ SE LE QUEMÓ EL ARROZ, PONGA UNA REBANADA DE PAN SOBRE EL ARROZ CALIENTE, TAPELO, ESPERE VARIOS MINUTOS Y LISTO. – Gracias comadrita, ¿qué haría sin usted? Hasta pronto…

Translate »