Las Comadritas Mayo 8

Cinco de Mayo

(RING, RING)… – HOLA COMADRITA, QUÉ GUSTO OIRLA, YA HACE DÍAS QUE NO NOS COMUNICABAMOS. – Sí comadrita, es que he andado muy ocupada. – ¿PUES QUÉ ANDA HACIENDO COMADRE, ¿NO DICE QUE SE ABURRE MUCHO? – Ahorita no comadre, fíjese que el Jilemón está de vacaciones y andamos pintando la casa; así que ya se ha de imaginar el des… barajuste que traemos. – ASÍ QUE AHORA ANDA DE “PICASSO” COMADRE, ¿YA MERO TERMINA?. – No comadrita, yo creo que en una semana nos la echamos; también andan ayudando mis “fieras” como usted les dice. – QUÉ BUENO COMADRE, CUANDO TERMINE ESTA PANDEMIA TODAS LAS CASAS VAN A ESTAR RECHINANDO DE LIMPIAS. – Sí comadre y oliendo a cloro. Yo ya tengo mis manitas que parecen patas de gallo. – ¿CÓMO ES ESO COMADRE? – Blancas y arrugadas de tanta agua y cloro. – PUES NO SEA “CODA” COMADRE Y CÓMPRESE SUS GUANTES. – No me lo ha de creer comadre, pero no puedo trabajar con guantes, será que no encuentro de mi medida. – ¿QUÉ, TIENE MANOTAS COMADRE? – No, al contrario comadrita, los “pequeños” me quedan grandes. – MIRE COMADRITA, A MÍ ME PASA IGUAL, PERO YO TRAJE DE MÉXICO Y ALLÁ SI HAY DE NUESTRA MEDIDA. LE VOY A DEJAR UNOS EN SU PUERTA, Y PARA QUE SE QUITE LAS MANCHAS DE PINTURA, TÁLLESE LAS MANOS CON ACEITE PARA BEBÉ Y ENJUÁGUESE CON AGUA CALIENTITA. LO BUENO QUE CON TANTOS AYUDANTES VA A TERMINAR MUY PRONTO. – No se crea comadre, es más lo que tiran que lo que aprovechan, pero todo sea por tenerlos ocupados y que aprendan algo. – MIRE COMADRITA, LE VOY A DAR UNOS TIPS: PARA QUE NO ESCURRA LA PINTURA, PEGUE UN PLATO DESECHABLE DEBAJO DE LA LATA, PREFERENTEMENTE MÁS GRANDE QUE ESTA, Y PARA LAS MANCHAS EN LAS PAREDES Y AZULEJOS DEL BAÑO, PUEDE QUITARLAS CON EL RASPADOR DE HIELO DEL AUTO. – ¡Ay comadre, cómo sabe usted tantas cosas!, ¿como le hace? – PUES LEYENDO COMADRITA. – A propósito de leer comadre, ahora que he estado “escombrando”, ¡como dicen en su pueblo! Encontré los libros que me prestó. – SÍ COMADRE, YA VE QUE YO TENÍA RAZÓN Y NO ME LOS HABÍA DEVUELTO. – Sí comadrita, discúlpeme, le debo una. – ¿Y SIQUIERA LOS LEYO? – Sí comadre, muchas gracias, ahí se los voy a dejar en su puerta… ¡Oiga comadrita! Hoy sí me desperté muy “apachurrada”. – ¿QUÉ LE PASÓ COMADRITA, CUÉNTEME. – Primera vez, desde que estoy aqui, lejos de mi tierra, que no voy a festejar el Cinco de Mayo. -¡AY COMADRITA!, NI ME LO RECUERDE, YO TAMBIÉN ESTOY TRISTE. NO HE FALTADO A NINGÚN FESTEJO. YA TENÍA PREPARADO MI VESTIDO DE VERACRUZANA. – Sí comadrita, y yo mandé pedir a México el de China Poblana, con su respectivo rebozo, huaraches y collares. – NI MODO COMADRE, LOS TENDREMOS QUE GUARDAR PARA EL AÑO QUE ENTRA, ¡SI LA LIBRAMOS! – No sea pesimista comadre, verá que dentro de un año ya ni nos vamos a acordar de esta pandemia, hay que tener fe, pero podemos festejar cada quién en su casa. Mire voy a preparar unos “mojitos” con la receta que me dio y le dejo uno en la puerta y brindamos desde lejos. – BUENO COMADRE, YO LE DEJO UN CHILITO COLORADO PARA QUE SE PREPARE UNAS ENCHILADAS. – Gracias comadre, pero déjeme también el queso fresco mexicano, pues nada más tengo del “gringo”, jijiji ¡Ciauuu!…

Translate »