Fármaco que consume Trump para evitar COVID, aumenta riesgo de muerte prematura

La hidroxicloroquina, el medicamento contra la malaria que el presidente, Donald Trump, dice estar consumiendo y que cree que puede “cambiar el curso” de la pandemia, aumenta el riesgo a morir en aquellos que la toman, alerta un importante estudio científico realizado con 96,000 pacientes hospitalizados por coronavirus en seis continentes y publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet.

Los pacientes tratados con este fármaco o con otros similares tienen además mayor propensión a desarrollar una arritmia cardiaca y morir repentinamente de un ataque al corazón, concluye la investigación publicada este viernes y la mayor realizada hasta la fecha sobre los riesgos y beneficios de este medicamento.

“Una cosa es que no provoque mejoras, pero esto demuestra que causa un daño claro”, asegura el médico Eric Topol al diario The Washington Post, “si había alguna vez esperanza con esta medicina, esto supone su muerte”.

Otros estudios similares ya habían advertido que el medicamento no mejora a los enfermos y por contra causa problemas cardiovasculares. En ese sentido, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en inglés) avisó el pasado mes contra su uso fuera de hospitales.

Pese a esa advertencia, el presidente indicó hace unos días estar tomándola, tras consultar con su médico, porque tiene “buena reputación”. “Es una decisión personal”, defendió.

Con información de The Lancet y The Washington Post y Telemundo.

Translate »