Se levanta el toque de queda en la ciudad de Omaha luego de intensas protestas

Los recientes acontecimientos en Omaha, Nebraska obligaron a las autoridades a tomar la decisión de imponer toque de queda durante el fin de semana, debido a las intensas protestas que se tornaron violentas entre los manifestantes que exigían, inicialmente, justicia por la muerte de George Floyd.

Asimismo, otro de los reclamos de la comunidad inconforme se ha extendido en el país entero con el lema “black lives matter”, como un grito al aire para detener tanto el abuso policial hacia la comunidad afroamericana, como los múltiples actos racistas.

Aunado a esto, la muerte de un joven afroestadounidense de 22 años de nombre, James Scurlock, quien murió por consecuencia de un disparo por el dueño de un establecimiento en el centro de la ciudad, y quien fuese declarado libre de cargos en pasados días, solo vino a aumentar las tensiones que derivaron en estado de emergencia en la ciudad con la implementación de un toque de queda durante varios días, de 8 p.m. a 6 a.m.

Este miércoles, la alcaldesa de Omaha, Jean Stothert, levantó las órdenes de emergencia que habían estado vigentes desde el domingo después de dos noches de protestas violentas, lo que significa que el toque de queda ya no está vigente y ya no hay restricciones en el tamaño de las reuniones debido a los disturbios que ocurrieron el pasado fin de semana.

Sin embargo, el estado de emergencia sigue vigente, y se puede establecer un nuevo toque de queda si es necesario.

Translate »