Las Comadritas 07/24

PERROS Y GATOS

– ¡Hey comadrita!, ¿a dónde va tan apurada? – HOLA COMADRITA, ¿DÓNDE ESTA QUE NO LA VEO? – Aquí comadre, arriba, en el árbol. – PERO… ¿QUÉ ANDA HACIENDO TREPADA EN EL ÁRBOL? SE VA A DAR UN “SANTO RANAZO” – ¡Ay comadrita!, ya me hizo el día con esa expresión. Hacía mucho que no la oía, desde que estaba en “Cuchillo Parado”, allá en Chihuahua. – PERO, NO ME HA DICHO QUÉ HACE ALLA ARRIBA. – Pues fíjese qué “minino” se subió al árbol porque lo correteó el “solovino” mi perro y ahora no se puede bajar porque tiene miedo. – PUES DÉJELO QUE SE CAIGA COMADRE, YA VE QUE LOS GATOS TIENEN SIETE VIDAS. – No sea mala comadrita, si mi Jahircito ya quería llamar a los bomberos, por eso me subí. ¡Ya lo tengo comadre! – ENTONCES YA BÁJESE. ESO NOS PASA POR QUERER COMPLACER A LOS HUERCOS QUE QUIEREN TENER SUS MASCOTAS. – Sí comadre y luego no los cuidan, le dejan a una la obligación. – ASÍ ES COMADRE, PUES NO SÓLO ES DARLES DE COMER Y BAÑARLOS, SINO TAMBIÉN CORTARLES LAS UÑAS, LAVARLES LOS DIENTES, CEPILLARLOS. – Y también llevarlos a vacunar. Y cuando sale uno de viaje hay que llevarlos a la guardería y se paga una “lanota”. Pues esto nos pasa a todas las mamás. No me diga que a usted no. – SÍ COMADRITA, Y FÍJESE QUE MI PERRITO ME DURO 16 AÑOS. – Oiga comadre, ¿los gatos se bañan? – NO SÉ COMADRE, YO NUNCA HE TENIDO GATOS, ASÍ QUE PREGÚNTELE AL VETERINARIO DEL SOLOVINO. – Pues un perro es como un hijo, y así hay que cuidarlo. – SÍ COMADRE, MI PERRITO SE ECHÓ DOS AÑOS DE PRIMARIA DE MIS HIJOS, TRES DE SECUNDARIA, TRES DE PREPA, CUATRO DE CARRERA Y CUATRO DE TRABAJO. – ¡Ay comadre!, la que me espera. Apenas llevo tres años con el “solovino”. – PUES ÁRMESE DE PACIENCIA. – Oiga comadrita, la ví muy hacendosa en el jardín. – SÍ, ME PUSE A SACAR LAS HIERBAS, YA VE QUE EL JARDINERO NADA MÁS CORTA EL PASTO. – Y ya me dio envidia, así que le dije al Jile que me comprara unos tulipanes para plantarlos. – ¡AY COMADRE!, SE VA A VER MUY ELEGANTE SU CASA, LOS TULIPANES SON MUY CAROS. – Pero me va a comprar de los silvestres, esos son baratos. – PUES YO QUIERO SEMBRAR AJOS COMADRITA. ¿USTED SABE CÓMO HACERLO? – No comadre, pero lo voy a investigar y le digo. ¿Y por qué ajos comadre, por qué no tomates y chiles? – NO COMADRE, LA VEZ QUE SEMBRÉ TOMATES SE LOS COMIERON LOS CONEJOS. ESPERO QUE NO LES GUSTE EL SABOR DEL AJO. Y TAMBIEN PORQUE EL AJO ES MUY BUENO PARA EL SISTEMA INMUNITARIO Y EN ESTE TIEMPO DE LA PANDEMIA COVID-19 NECESITAMOS ESTAR MUY BIEN PROTEGIDOS, ADEMÁS QUE A MÍ SÍ ME GUSTA. – Sí comadrita, a mi también me gusta y yo creo que en ninguna cocina latina faltan los ajos. Y también dicen que sirven para la buena suerte y para el mal de ojo. – ¡AY COMADRITA! ESO SÍ QUE SON PATRAÑAS. – Pues fíjese que el otro día vi a un perro con un collar de ajos. – A LO MEJOR TENÍA PULGAS COMADRE. BUENO COMADRITA, YA LA DEJO, QUE BUENO QUE PUDIMOS PLATICAR AUNQUE FUERA UN RATITO LAS TRES. – ¿Cuales “tres”, comadre? – USTED, YO Y “SUSANA”. SU-SANA DISTANCIA COMADRE. – ¡Si comadre! Por cierto, me gusta su mascarita. ¡Adiu!……

Translate »