Plan del senado con un cheque de $ 1200 deja fuera a indocumentados y a sus parejas

Los líderes republicanos en el Senado presentaron este lunes por la noche un paquete de ayudas por un billón de dólares para paliar la crisis económica causada por la pandemia del COVID-19.

El plan prevé una nueva ronda de cheques de 1,200 dólares pero excluye, como sucedió durante la primavera, a inmigrantes que carecen de Seguro Social y a los ciudadanos estadounidenses que están casados con ellos.

La propuesta cuenta con el respaldo de la Casa Blanca y puede ser fácilmente aprobada por el Senado, pero debe ser negociada aún con la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, quienes ya la han tachado de “totalmente insuficiente”, puesto que, por ejemplo, excluye una ampliación de fondos para cupones de comida, más asistencia a los gobiernos locales y estatales, o ayudas para fortalecer al sistema electoral.

Te puede interesar: Mandato de mascarillas en Omaha aún no es oficial debido a desacuerdos legales

El plan, denominado HEALS Act, tampoco incluye una moratoria para evitar los desalojos de inquilinos que por culpa de la pandemia hayan perdido sus empleos y no puedan ponerse al día con el pago de vivienda, algo que los republicanos no descartan incluir en las negociaciones.

Sin embargo, también recorta los beneficios adicionales para subsidios de desempleo de $600 en la actualidad a $200 semanales, y protege durante cinco años a los negocios, escuelas y demás organizaciones de posibles demandas debido a contagio del coronavirus en sus instalaciones.

Así las cosas, las negociaciones entre ambos partidos afrontan presiones no sólo por el corto tiempo en el calendario antes del receso legislativo de agosto sino también por la necesidad de evitar que se eleve aún más el costo del plan y, por tanto, el déficit presupuestario.

Translate »