800 galones de leche en mal estado fluyendo hacia Iowa Creek

La leche que se echó a perder durante el apagón de esta semana fluye hacia Fourmile Creek cerca de Ankeny después de que un empleado de una tienda de abarrotes arrojara la leche al desagüe pluvial.

El Departamento de Recursos Naturales está trabajando con Hy-Vee y una empresa privada de limpieza ambiental contratada por Hy-Vee para evitar que la leche continúe.

Las autoridades correspondientes recibireron informes de que el agua se estaba volviendo blanca y los peces luchaban en la superficie, por lo que luego de investigación, el derrame llevó hasta la tienda Hy-Vee en 410 N, en Ankeny Boulevard.

Te puede interesar: Hombre de Nebraska fue sentenciado a casi 3 años por verter desechos peligrosos sin permiso

La tienda informa que se vertieron 800 galones de leche en el desagüe después de que se cortó la luz durante 19 horas esta semana, dejando la leche inutilizable.

No se han encontrado peces muertos, pero el Departamento de Recursos Humanos informó que a medida que las bacterias descomponen la leche, consumirán oxígeno y podrían asfixiar la vida silvestre en el agua.

Imagen inicial del video del dron WHO 13

Translate »