Las Comadritas 10/02

(RING, RING)… – ¡Hola comadrita! ¿Cómo está? – GRACIAS A DIOS MUY BIEN COMADRITA ¿Y USTED, QUÉ HACE? – Aquí haciendo la tarea escolar con Kevincito y Jahircito, porque si no estoy con ellos no hacen nada. ¡AY COMADRITA! LA COMPADEZCO. ¿Y TODAVÍA SE ACUERDA? – Claro que me acuerdo comadrita, lo que bien se aprende no se olvida nunca. – TIENE RAZÓN COMADRE, ES COMO ANDAR EN BICICLETA. – Pues a los huerquillos todavía les puedo ayudar. A las grandecitas ya es más problemático, pero ellas pueden investigar por su cuenta. – ¿Y USTED SABE ANDAR EN BICICLETA, COMADRITA? – No me lo va a creer, pero yo nunca aprendí. – ¿Y ESO COMADRE? – Pues como fuimos puras mujeres en casa, mis papás nunca nos compraron bicicleta, decían que eso era para los chavalos. – ¡ASÍ QUE EN SU CASA NO HUBO VARONES! – No comadre, puro producto para caballero. – OIGA COMADRITA, ¿Y APARTE DE HACER TAREAS, QUÉ MÁS HA HECHO? – No me lo va career comadre, pero estoy leyendo. – ¡AY COMADRE! “ORA” SÍ QUE ME DEJÓ ANONADADA, ¿USTED LEYENDO? – Sí comadre, deveras que esta pandemia nos ha cambiado. – PUES OJALÁ Y SEA PARA BIEN COMADRITA… PERO CUÉNTEME, ¿QUÉ ESTA LEYENDO? – Pedí a “Nozama” la novela “el tiempo entre costuras” de la escritora Española María Dueñas. ¿Ya la leyó comadre? – NO COMADRITA, FÍJESE QUE VI LA SERIE POR TELEVISIÓN CUANDO ESTABA EN MÉXICO Y ME GUSTÓ MUCHO, ASÍ QUE LA NOVELA DEBE ESTAR MÁS COMPLETA E INTERESANTE, A VER SI ME LA PRESTA CUANDO LA TERMINE. – Claro comadre, lo prometo. ¿Y usted que ha hecho? – PUES A PARTE DE LO RUTINARIO HE ANDADO JARDINANDI, LEVANTANDO HOJAS DE LOS ÁRBOLES QUE YA SE EMPIEZAN A CAER Y TAMBIÉN ESTOY PROCURANDO SACAR CADA SEMANA ALGUNA PRENDA DE VESTIR O ALGÚN OBJETO PARA DONAR. – Oiga comadre, ¿y ya sacó sus adornos para Thanksgiving? – NO COMADRE, TODAVÍA FALTA UN MES. – Pues ya he visto muchas casas adornadas. – SÍ COMADRE, AUNQUE ESTE DÍA VA A SER MUY DIFERENTE, VA A ESTAR MUY TRISTE LA COSA. YA VE QUE EN OTROS AÑOS LA GENTE VIAJA DESDE OTROS LUGARES PARA ESE DÍA. – Pues esta vez no pienso poner adornos ni hacer nada. – ¡AY COMADRE! NO SEA AGUA FIESTAS. DE POR SÍ ESTA PANDEMIA NOS FREGÓ Y NO HACEMOS NADA PARA ANIMARNOS. – Tiene razón comadre, voy a sacar los adornos de Thanksgiving y de una vez los de Halloween. – ASÍ SE HABLA COMADRE, GIVE ME FIVE! – ¿Y va a hacer pavo comadrita? – SÍ, YA LO TENGO EN LA YARDA. LE ESTOY DANDO SU MAICITO PARA ENGORDARLO. – No sea payasa comadre, ¿o es el chascarrillo semanal? – SÍ COMADRITA, PERO FÍJESE QUE MI RUTILO CUENTA QUE CUANDO EL ERA CHICO, ALLÁ EN SU RANCHO DE CUCHILLO PARADO, PASABA UN SEÑOR VENDIENDO GUAJOLOTES, Y LOS LLEVABA VIVOS POR LA CALLE ARREANDOLOS COMO SI FUERAN OVEJITAS Y LA GENTE ESCOGÍA EL QUE MÁS LE GUSTABA DESDE UN MES ANTES PARA ENGORDARLO. – Me imagino que esto era para la cena de Navidad. – SÍ COMADRE, O PARA ALGUNA OTRA CELEBRACIÓN, COMO BODAS Y BAUTIZOS. ALLÁ EN MÉXICO NO FESTEJAN THANKSGIVING. – Bueno comadre, solamente en la frontera. Pues ya me animó comadre, voy a sacar de una vez los adornos de los tres festejos. – BUENO COMADRITA, YA LA DEJO. NO SE LE OLVIDE SACAR EL MÁS BONITO DEL AÑO PASADO. – ¿Cuál comadita? – EL GUAJOLOTE DE PLÁSTICO CON SU MANDIL. JA,JA,JA… Bye…

Translate »