Líderes de Omaha instan a la comunidad a seguir esfuerzos de mitigación COVID-19

El viernes, la alcaldesa Jean Stothert, la directora de salud del condado de Douglas, la Dra. Adi Pour, representantes de los hospitales locales y el Departamento de Policía de Omaha pidieron a la gente que hiciera su parte para combatir la propagación del virus.

Imagen: Omaha Daily Record / Dra. Adi Pour

“Estamos en una curva empinada”, dijo Pour, y señaló su alarma por el hecho de que el condado de Douglas ha reportado más de 600 casos nuevos cada día durante los últimos cuatro días. Agregando que el departamento de salud está preocupado por el aumento de casos en los niños de 10 a 16 años. Señaló que también han notado clústeres que se remontan a negocios minoristas.

Si las tendencias continúan, dijo Pour, podría haber 1.600 pacientes con COVID-19 en los hospitales locales para Navidad. El tablero del condado muestra que 393 están actualmente hospitalizados por el virus hasta el viernes. Eso es el doble de la cantidad de pacientes con COVID-19 en los hospitales que hace dos semanas.

Por su parte el subjefe de policía de Omaha, Scott Gray, dijo que los oficiales han estado realizando verificaciones de cumplimiento y educando a los dueños de negocios y clientes sobre la ordenanza de mascarillas que la ciudad tiene en vigor hasta febrero. Asimismo dijo que la mayoría de las quejas que reciben son sobre tiendas de conveniencia y enfatizó que OPD se centrará en bares y tabernas y otros lugares donde la gente se reúne muy cerca.

Imagen: OWH / Jean Stothert

La alcaldesa Stothert dijo que están recibiendo una serie de quejas, y la ciudad ha observado varios establecimientos donde no se están cumpliendo las pautas de distanciamiento social. Sin embargo, OPD no ha emitido ninguna citación relacionada con la ordenanza de mascarillas, que ha estado en vigor desde agosto, pues de acuerdo a Gray, la intención no es criminalizar por el incumplimiento.

Por su parte el Dr. Harris Frankel, director médico de Nebraska Medicine, dijo que el 25% de las camas para pacientes hospitalizados ocupadas en sus instalaciones están actualmente en uso por pacientes con COVID-19, mientras que el 23% de esas camas están en uso por pacientes con el virus en la unidad de cuidados intensivos. El nueve por ciento de esos pacientes están actualmente con ventiladores. “Esto todavía puede ser una enfermedad muy grave para las personas. Nuestra mayor preocupación ahora es la dotación de personal”, enfatizó.

Imagen: Nebraska Medicine / Dr. Harris Frankel

Tener suficiente personal de primera línea para atender a los pacientes está impulsando una reducción del personal ambulatorio para aumentar la atención hospitalaria. También se está llevando a cabo una reducción en las cirugías en Nebraska Medicine para redirigir los recursos a los tratamientos de COVID-19. “Todos tenemos la responsabilidad social de adherirnos a estas acciones”, dijo Frankel con respecto a la implementación del distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de mascarillas.

El Dr. Bill Lydiatt, del Methodist Hospital System, dijo que “lo más importante que se podría hacer es educar. Estamos en contingencia, esta es una situación en la que usamos áreas no tradicionales para las habitaciones de los pacientes ”.

Si bien se han desarrollado y puesto en marcha planes y estrategias de aumento repentino, Lydiatt dijo que está afectando al personal, especialmente al personal de enfermería.

Imagen: 6News / Dr. Bill Lydiatt

Para compensar a esos trabajadores por sus esfuerzos, Lydiatt dijo que la gente debería seguir usando máscaras y considerar que el Día de Acción de Gracias esta temporada sea un asunto pequeño e íntimo y no grande. “Sé que esto no es fácil. Esto es difícil. ¿Es justo? No, no es justo pero es necesario ”, dijo.

El Dr. Cary Ward, director médico de CHI Health, dijo que las cifras relacionadas con COVID-19 han ido en aumento, lo que ha dado lugar a cambios en la dotación de personal en los 14 hospitales de la región. “Todo lo que podamos hacer para frenar el crecimiento es muy apreciado por nuestros trabajadores de la salud”.

Stothert comentó sobre la reciente extensión de la ordenanza de máscaras en la ciudad, mencionando que la nueva fecha en que la ordenanza podría expirar, el 23 de febrero, fue elegida porque el consejo tarda cinco semanas en aprobar una ordenanza determinada. Para rescindir una ordenanza se necesita la misma cantidad de tiempo porque se requieren tres lecturas y luego un voto.

Finalmente el concejal de la ciudad de Omaha, Ben Gray, dijo que no apoyaría una ordenanza que cerraría negocios “en este momento” debido a la pandemia.

Translate »