Nebraska presenta el plan de control de vacunas mientras continúa el despliegue de la Fase 1

El lunes por la mañana, el estado informó que en diciembre, Nebraska obtuvo un total de 86,470 dosis de vacunas en el estado. Angela Ling, comandante de incidentes del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nebraska, informó que 63,070 fueron dosis primarias y 23,400 dosis para el programa de farmacia federal para vacunar a quienes se encuentran en centros de atención a largo plazo, agregando que el estado también recibió un envío de dosis secundarias de Pfizer la semana pasada.

Asimismo analizó las nuevas funciones en el plan de control de vacunas COVID-19 del estado, que el DHHS de Nebraska planea actualizar diariamente a medida que rastrea las vacunas y el despliegue del estado, expresando que el tablero tendrá en cuenta si la vacuna requiere una o dos dosis.

Por su parte el gobernador Pete Ricketts dijo que las vacunas rechazadas no se registrarán en el tablero y recordó a los habitantes de Nebraska que la vacuna es completamente voluntaria, pero alentó a la población a vacunarse.

Esta semana, el estado ha recibido 11.200 dosis de Moderna designadas para proveedores de atención médica; y 11,700 dosis de Pfizer para usar en el programa de farmacia federal para centros de atención a largo plazo.

Los envíos de vacunas seguirán llegando a las personas en la Fase 1A, como hospitales, proveedores de atención médica comunitarios, centros de salud calificados a nivel federal, farmacias y departamentos de salud locales.

Te puede interesar: El Departamento de Correccionales de Nebraska recibe la vacuna contra el COVID-19

Los funcionarios trabajarán simultáneamente para distribuir la vacuna a las personas en la Fase 1B, dando prioridad a las personas de 75 años o más. Las vacunas para este grupo se distribuirán a través de “múltiples métodos”, como clínicas comunitarias con departamentos de salud locales, proveedores de atención médica y farmacias asociadas.

Por otro lado el estado planea lanzar un sitio web para registrar a los del grupo prioritario y ayudar a programar las vacunas y los recordatorios de seguimiento.

Cabe destacar que el gobernador de Nebraska anunció esta mañana que a los inmigrantes ilegales no se les permite trabajar en las instalaciones de procesamiento de carne y, por lo tanto, no recibirán la vacuna en ese contexto.

Además, si bien se espera que el gobierno federal finalmente ponga a disposición suficientes vacunas para todos en el país, Nebraska dará prioridad a los ciudadanos y residentes legales antes que a los inmigrantes ilegales.

Actualización:

El martes por la noche, Taylor Gage, director de comunicaciones del gobernador Pete Ricketts emitió un nuevo comunicado en el que luego del polémico tweet, aclaró que “una prueba de ciudadanía americana no será requerida para recibir la vacuna contra el coronavirus en Nebraska”.

Translate »