Indignación sobre las fuertes declaraciones del gobernador de Nebraska Pete Ricketts

Luego de la indignación causada por sus declaraciones extremas al decir que solo los ciudadanos americanos y residentes legales de Nebraska, recibirían la vacuna contra el virus de la pandemia y agregar que los indocumentados, al no tener derecho a trabajar legalmente en las empacadoras de carne, no pueden disponer de la misma, Taylor Gage, el director de comunicaciones del gobernador Pete Ricketts emitió un comunicado la noche del martes asegurando que no se pedirá prueba de ciudadanía para vacunarse.

Ante esto, el presidente de UFCW Local 293, informó en entrevista a 6 News que ha estado involucrado en las plantas de envasado de carne durante probablemente 30 años, y hay trabajadores absolutamente indocumentados trabajando en todas las plantas. La declaración de que no hay, es completamente falsa.

“Esto no es político”, dijo Reeder. “Esto es simplemente un virus que si no lo detiene o trata de hacer que estas plantas sean más seguras, no va a satisfacer la demanda que ya tenemos. Entonces, si quiere que sigan funcionando, debe mantenerlos lo más seguros posible “.

El Dr. Mark E. Rupp, experto en enfermedades infecciosas, dijo que “incluso si alguien es indocumentado y se enferma, puede ingresar al hospital y utilizar una gran cantidad de recursos, agregando que si queremos servicios esenciales, los trabajadores deben estar protegidos lo mejor que puedan.

Te puede interesar: Se revelan más detalles sobre el asesinato de un agente inmobiliario de Omaha

Estas industrias han sido designadas como cruciales y esenciales, y más del 85% de los trabajadores en las mismas, son inmigrantes indocumentados.

Cabe destacar que el cirujano general Jerome Adams, en entrevista a Face the Nation de CBS en diciembre dijo que: “A nadie en este país se le debe negar una vacuna debido a su estado de documentación, porque no es éticamente correcto negar a esas personas”.

Translate »