Senador Tony Vargas presentó legislación para proteger mejor al personal empacador de carne

El senador del estado de Nebraska, Tony Vargas, introdujo una nueva legislación que protegería mejor a quienes trabajan en las instalaciones de empaque de carne de la región.

En una conferencia de prensa de zoom el lunes por la mañana, el senador anunció la “Ley de protección COVID-19 para empleados de empacadoras de carne”, la cual protegería mejor a los trabajadores al garantizar una distancia de 6 pies entre los empleados y darles acceso a PPE, estaciones de lavado de manos y controles de temperatura. El proyecto de ley también incluiría licencia por enfermedad pagada para los empleados que contraigan el virus y garantizará que no se impongan sanciones a quienes se enfermen.

Por último, la medida también requeriría una mayor transparencia de las plantas para registrar y notificar casos. Las violaciones a la ley de protección podrían resultar en fuertes multas, al menos $ 5,000 por cada una, según Vargas.

Asimismo expresó que los empleados de las plantas empacadoras de carne son empleados esenciales, pero que se les trata como si fueran prescindibles. “Ya pasó el tiempo, ya es hora de que los legisladores hagan algo para proteger a estos trabajadores”, dijo. “Me enorgullece presentar este proyecto de ley en su nombre y en nombre de las historias que escuchamos hoy y de todos los que luchan por alzar la voz, seguiré luchando con todo lo necesario para asegurar que esta medida sea aprobada”.

Te puede interesar: Oficial de policía de Omaha es hospitalizado después de un accidente de tráfico by

Las plantas empacadoras de carne de Nebraska se han visto muy afectadas por el brote del virus. A la fecha, de los datos que se conocen, se han reportado más de 6.700 casos positivos, junto con 249 hospitalizaciones y 26 defunciones.

Por su parte el presidente de la Unión de Trabajadores Comerciales y de la Alimentación Local 293, Eric Reeder, dijo que sin este tipo de legislación, la enfermedad que se está extendiendo desenfrenadamente en las plantas solo empeorará. “Si estamos realmente comprometidos con la protección de la fuerza laboral y los trabajadores esenciales en las plantas y el suministro de alimentos, necesitamos algo en su lugar ahora”. “No creo que pueda darse el lujo de esperar 2 o 3 meses antes de hacer algo para ayudar a las personas que se encuentran en estas plantas”.

De igual manera añadió que también le preocupa que debido a que se está implementando la vacuna, las plantas comenzarán a revertir sus medidas de COVID-19 demasiado pronto y traerán empleados de alto riesgo.

Translate »