Las Comadritas 02/25

NEVADA

(Ring, Ring)… – ¡HOLA COMADRITA! ¿CÓMO ESTA? ¿QUE SE CAYÓ DE CAMA? – No comadrita, ¿por qué lo dice? – ES QUE APENAS SON LAS OCHO DE LA MANANA Y YA ANDA USTED LEVANTADA. – Sí comadre, yo no sé qué vamos a hacer el día que se normalicen las clases, pues nos estamos acostumbrando a levantarnos tardísimo. – PUES LO DIRÁ POR USTED COMADRITA, PORQUE YO SIGO LEVANTÁNDOME A LAS SEIS DE LA MAÑANA PARA PONERLE SU LUNCH AL RUTILO. – Sí comadre, pero luego se vuelve a acostar. – TIENE RAZÓN COMADRE, PERO YO ASÍ LE HE HECHO TODO EL TIEMPO… Y SE PUEDE SABER ¿POR QUÉ ME LLAMA TAN TEMPRANO? – Pues es que le dejé en la puerta del porche de atrás un pedazo de pastel y quise traérselo temprano para que se lo coma con su cafecito. – ¡AY COMADRITA! SE VE QUE ME CONOCE MUY BIEN, MUCHAS GRACIAS. – Sí comadre, salga por él, sino se lo va a comer el racoon. – ¿Y USTED LO HIZO COMADRE? – Sí comadrita, estuve horneando toda la noche hasta que me salió bien JaJaJa – SÍ, YA VIÓ QUE LE ESTA CRECIENDO LA NARIZ COMO A PINOCHO, SIQUIERA LE HUBIERA QUITADO LA ENVOLTURA DEL VILLAGE. – Usted también me conoce muy bien. – SÍ COMADRITA, PUES YA TENEMOS MUCHO TIEMPO DE SER VECINAS Y COMADRES… OIGA, ¿Y DE QUIÉN FUE CUMPLEAÑOS O QUÉ FESTEJARON? – Pues me lo compró mi Jilemón, ya ve que no pudo estar para el día de San Valentín y ayer llegó con el pastelito. Y a propósito, usted que todo lo sabe y lo que no lo inventa, ¿quién fue ese señor Valentín? – MIRE COMADRE, PUES YO CREO QUE ES UNA LEYENDA COMO MUCHAS OTRAS, PERO CUENTA UNA DE ELLAS QUE ERA UN SACERDOTE CRISTIANO ROMANO QUE VIVIÓ ENTRE LOS AÑOS DOSCIENTOS Y TRESCIENTOS, QUE HABÍA UN EMPERADOR ROMANO, CLAUDIO III, QUE NO QUERÍA QUE SUS SOLDADOS SE CASARAN PORQUE RENDÍAN MENOS EN LA GUERRA. EL SACERDOTE EMPEZÓ A CASAR A LAS PAREJAS CLANDESTINAMENTE Y CUANDO EL EMPERADOR SE ENTERÓ, ORDENÓ QUE LO MARTIRIZARAN. LA IGLESIA CATÓLICA NO LO RECONOCE COMO SANTO. – Pues Santo o no, él caso es que para este día todo mundo compra tarjetas, globos en forma de corazón, pasteles, ositos de peluche y miles de chucherías para festejar a sus novios y amistades. – SÍ COMADRE, AUNQUE ESTE AÑO NO HUBO REUNIONES. – Y hablando de otra cosa, ¿cómo le ha ido con la nevada, comadrita? – ¡AY COMADRE! NI ME LO RECUERDE, HEMOS ESTADO LIMPIANDO LA NIEVE TODOS LOS DÍAS, ¿Y A USTED? – Pues también comadrita, pero yo puse a mis huercos a quitarla. Este invierno sí que ha nevado mucho. – LO BUENO QUE TIENE SU MAQUINITA QUITA NIEVE. – Sí comadre, pues con la pura pala no acabaríamos nunca. – PUES ESTA NIEVE VA A DURAR UN BUEN TIEMPO PARA DERRETIRSE. – Sí comadre, ojalá y se derrita poco a poco. ¿Se acuerda que el año antepasado hubo muchas inundaciones porque se derritió de golpe? – SÍ COMADRE, SUBIÓ LA TEMPERATURA DE UN DÍA PARA OTRO. – Bueno comadrita, ya la dejo para que se tome su cafecito y sus pastillas para la presión. – GRACIAS DE NUEVO COMADRE, DIOS LE DÉ MÁS. ADIU……

Translate »