Las Comadritas 05/15

REGALOS MAMÁ

(Ring, Ring)… – ¡HOLA COMADRITA! ¿CÓMO ESTÁ? – Muy bien comadrita, ¿y usted?, ¿no está muy desvelada? Se ve que estuvo buena la fiesta a juzgar por toda la basura que sacó. – ¡AY COMADRE! USTED ESTÁ EN TODO, MENOS EN MISA, COMO DECÍA MI ABUELITA. PERO SÍ, ESTUVO MUY BUENA LA PACHANGA. – ¿Y qué festejaba comadre? – PUES MIRE COMADRE, FESTEJÁBAMOS VARIAS COSAS. LA PRIMERA; QUE YA NOS PUDIMOS JUNTAR, AUNQUE SEA UNOS CUANTOS, DESPUÉS DEL ENCIERRO POR LA PANDEMIA. LA SEGUNDA; EL DÍA DE LAS MADRES ESTADOUNIDENSES QUE FUE EL DOMINGO, AUNQUE FESTEJAMOS EL DÍA SÁBADO, Y, LA TERCERA; LA PELEA DEL “CANELO” ÁLVAREZ CONTRA NO SÉ QUIÉN. – No me diga que le gusta el Box, comadrita. – PARA NADA COMADRE, PERO COMO ERAN CUATRO HOMBRES, APROVECHARON PARA QUEDARSE A LA PELEA. – ¿Y qué hizo de comida, comadre? – NADA COMADRE, YO PUSE ÚNICAMENTE LA CASA, LAS SODAS Y LAS CHELAS, YA QUE FUE DE TRAJE. – ¿Cómo que de traje? Entonces estuvo muy elegante, comadre? – ¡AY COMADRITA! ¿PUES USTED DE DÓNDE ES QUE NO SABE LO QUE QUIERE DECIR DE TRAJE? – Acuérdese que yo llevo aquí ya mucho tiempo, comadre. – TIENE RAZÓN COMADRE, “FIESTA DE TRAJE” ES QUE CADA QUIEN TRAE ALGO DE COMER. – Eso sí me gusta, la próxima fiesta yo la voy a hacer de traje también. ¿Y por qué no invitó comadre? – ES QUE ACONSEJAN QUE TODAVÍA NO SE JUNTE MUCHA GENTE Y QUE TODOS ESTÉN VACUNADOS Y COMO ERAMOS DIEZ GRANDES Y TRES NIÑOS, PUES YA NO DABA PARA MÁS. – Sí comadre, todavía hay que seguir cuidándonos. Y ahora viene el festejo de las madres mexicanas, ¿también lo va a festejar? – NO COMADRE, YA ESTUVO BUENO DE FIESTA PARA EMPEZAR. – ¿Y qué le regalaron comadrita? – NADA COMADRE, FÍJESE QUE YA QUEDAMOS QUE ESTE AÑO NO VA A HABER REGALOS PARA NADIE EN SUS CUMPLEAÑOS, ADEMÁS USTED SABE QUE YO SOY MUY “TIQUISMIQUIS” PARA LOS REGALOS. – ¿Qué es eso de “tiquismiquis”, comadrita? – PUES QUIERE DECIR QUE UNA ES MUY ESPECIAL PARA CIERTAS COSAS, PUEDEN SER LOS REGALOS, LA COMIDA, O LA ROPA. – O sea que a usted le gustan los regalos caros, comadre. – NO NECESARIAMENTE COMADRE, PERO CADA QUIÉN TIENE SUS GUSTOS, AUNQUE SEAN COSAS BARATAS. – Yo quiero ser como usted cuando sea grande, comadrita. – PUES YA NO LE FALTA TANTO. – Oiga comadre, ¿y se acuerda usted cuál fue el primer regalo que le dio a su mamá? – CLARO COMADRE, DESDE QUE ESTABA EN CUARTO Y QUINTO SIEMPRE NOS PONÍAN A BORDAR LIMPIADORES Y CARPETITAS Y LUEGO EN SEXTO LE HICE UN MANTEL A PUNTO DE CRUZ, EL CUAL ERA OBLIGATORIO. – Sí comadre, pero esos regalos no valían porque ella misma compraba todo el material. – DE CUALQUIER FORMA NOS PASABAMOS TODO EL AÑO BORDANDO EN LAS TARDES Y ASÍ NO LE DABAMOS LATA. – Tiene razón comadrita, yo también hice lo mismo, pero a mí me gustaba más el tejido de gancho para hacer carpetitas y en sexto le hice una colcha de cuadritos tejidos. Pero recuerdo que ya cuando iba en la secundaria y trabajaba unas horas cuidando niños, le compré una caja con cuatro copitas para coñac que nunca usó. – SÍ COMADRE, ERA LO CLÁSICO, Y LO COMPRABAMOS, AL MENOS EN MI CASO, EN LA BOTICA DE LA ESQUINA. – Así es comadre, en las farmacias de los pueblos vendían regalos para toda ocasión. – SÍ COMADRITA Y LA INTENCIÓN ES LO QUE CUENTA. – Pues que siga festejando comadre, ya habrá tiempo para juntarnos en otra ocasión. Adiu………

Translate »