Las Comadritas 05/28

VIAJE DE VACACIONES

(RING, RING)… – ¡Hola comadrita! Dichosos los oídos, qué milagro. – ¿CUÁL MILAGRO COMADRE? SI LE HE ESTADO LLAMANDO TODA LA MAÑANA Y NO ME CONTESTA. – Tiene razón comadrita, fíjese que se me perdió mi teléfono móvil y precisamente ahorita vengo de comprar otro. – NO ME DIGA COMADRE, ¿Y POR QUÉ NO CONTESTA EL FIJO? – ¡Ay comadre! Porque andaba en la calle. – BUENO, TIENE RAZÓN, ¿Y QUÉ ME CUENTA? PUES YA HACE DÍAS QUE NO HEMOS PLATICADO. – Pues la novedad es que al fin vamos a poder salir de vacaciones. – ¡QUE GUSTO COMADRITA! ¿Y A DÓNDE VA A IR? – Fíjese que mi hermana Otilia, la que vive en San Francisco, California, nos ha estado invitando desde hace tiempo y no hemos podido ir, primero por “x” y luego por la pandemia, pero gracias a Dios ya todos ellos están vacunados y nosotros también, así que en cuanto salgan los huercos de sus clases pintamos venado; al Jilemón le deben muchos días de vacaciones así que estaremos mínimo unos diez días. – ¿Y USTED CREE QUE AGUANTE DIEZ DÍAS COMADRITA? – Claro que sí. – ME REFIERO A SU HERMANA. – No sea malora comadrita, mi hermanita y yo nos queremos mucho y hace bastante que no la veo. – ¿Y CUÁNDO SE VA, COMADRE? – La primera quincena de Julio. – ¿Y SE VAN EN AVIÓN COMADRE? – No comadrita, ¿cómo cree? Nos vamos por carretera, en la democrática Van. – ¿Y VAN A CABER TODOS, COMADRITA? – Pues tenemos que caber comadre, no hay de otra, además el Christian, su esposa y mi nieto no nos acompañarán, así que seremos únicamente ocho personas. – PUES QUE VALIENTES COMADRE PORQUE SON MUCHAS HORAS DE CAMINO. – Sí comadre, tendremos que hacer escala en algún lugar; buscar un hotelito BBB. – QUERRÁ DECIR VIP COMADRE. – No, quiero decir Bueno, Bonito y Barato, además para gente acomodada como nosotros. – ¿ACOMODADA? – Sí, que siempre nos acomodamos de a cuatro en cada cama. – ¡AY COMADRE! NO ME HAGA REÍR. PERO QUÉ BUENO QUE YA VA A PODER SALIR AUNQUE SEA AQUÍ EN E.U. YA QUE A MÉXICO TODAVÍA NO PODEMOS VIAJAR, PUES TODAVÍA NO HAN VACUNADO A LA MAYORÍA DE LA GENTE. – ¿Y usted comadre, cuándo va a ir a ver a su hermanita a Texas? – PUES YO CREO QUE TAMBIÉN A PRINCIPIOS DE JULIO, DIOS MEDIANTE. – ¡Oiga comadre! ¿Y usted recuerda sus primeras vacaciones, cuando era una hermosa niña? – CLARO QUE SÍ COMADRITA, YO TENDRÍA COMO UNOS SIETE U OCHO AÑOS CUANDO MIS PAPÁS NOS LLEVARON DESDE CIUDAD JUÁREZ, CHIHUAHUA; A SAN LUIS POTOSI, DE DONDE ERA MI PAPÁ. NOS FUIMOS POR TREN Y RECUERDO QUE DURAMOS COMO TRES DÍAS EN LLEGAR. – No sea exagerada comadre, tres días es mucho tiempo. – BUENO PUES A MÍ SE ME HIZO UNA ETERNIDAD. – ¿Y qué más, comadre? – LLEVABAMOS UNA PETACA GRANDOTA DE METAL COLOR GUINDA MUY BONITA QUE NOS PRESTO LA ABUELA. AHÍ PUSO MI MAMÁ LA ROPA DE LOS CUATRO Y ECHÓ HASTA SABANAS Y FUNDAS. ERA COMO UN BAÚL QUE HABÍA QUE CARGAR ENTRE DOS PERSONAS. – ¡Qué interesante, comadre! Como en las películas de vaqueros. – ÁNDELE COMADRE, ASÍ MERO. RECUERDO QUE ME DIO TORTICOLIS. – ¡Ay comadrita! ¿Y eso es contagioso? – NO COMADRE, ES UNA TORCEDURA DEL CUELLO QUE DUELE MUCHO, PERO SE ALIVIA CON MASAJE Y UNAS PASTILLITAS. – Bueno, pues a ver cómo nos va en estas vacaciones, ya le platicaré. – SÍ COMADRITA, LA DEJO PARA QUE SIGA CON SUS PLANES. BYE…….

Translate »