Las Comadritas 06/18

COSTURA

(Toc, Toc)… – ¡HOLA COMADRITA! ¿CÓMO ESTÁ? – Muy bien comadrita, ¿y usted? – PERO PASE, PASE, ¿QUÉ LA TRAE TAN TEMPRANO? – Pues ya hacía mucho que no nos juntábamos y me tomé la libertad de traer unas conchitas para que me invite un cafecito. – CLARO QUE SÍ COMADRE, YA MÁS DE UN AÑO SIN TOMARNOS EL CAFECITO Y CHISMEAR UN RATO. – ¡Ay comadrita! Pero si nosotros no tenemos de quién hablar, ya ve que no tenemos amigas en común. – PUES ESO SE ENTIENDE POR LA DIFERENCIA DE EDADES. – Pero hay muchas cosas de qué hablar, comadrita. – ASÍ ES COMADRE; A VER, CUÉNTEME CÓMO LE FUE EN LA FIESTA DEL CINCO DE MAYO EN JUNIO. – Muy bien comadre, aunque estaba haciendo muchísimo calor, pero vimos el desfile como otros años y se ve que la gente tenía ya muchas ganas de salir, pues estaba muy lleno y mis bodoques se divirtieron bastante en los juegos mecánicos. La mayoría de la gente ya no usaba cubrebocas. – ¿Y QUÉ COMIÓ COMADRITA? – Pues ya sabe que a mí no me gusta comer en la calle, así que nada más me comí un elote y un raspadito, pero mis huercos y el Jilemón comieron de todo. – Y DÍGAME COMADRE, ¿CONSIGUIÓ EL VESTIDO DE CHINA POBLANA PARA SU NIETECITA? – No comadre, fui a la tienda que me dijo y sí había, pero no encontramos de su talla, pero ese mismo día le compramos un vestidito típico mexicano ahí mismo en los puestos de la feria. – PUES ES DIFÍCIL QUE ENCUENTRE DE ESA TALLA TAN CHIQUITA, YO CREO QUE PARA EL AÑO QUE ENTRA MEJOR SE LO HACE USTED. ¡Ay comadre! No me haga reír tan temprano, ya sabe que yo a duras penas pego un botón, y sé levantar dobladillos porque usted me enseño. – EN MÉXICO VENDEN YA LA TELA BORDADA DE LENTEJUELAS Y CON MOTIVOS MEXICANOS, ASÍ QUE LES PUEDE PEDIR A SUS PARIENTES QUE SE LA MANDEN. – Pues a ver si me animo, comadrita. O a ver si por ahí hay alguna comadre que me lo quiera hacer. – YA VEÍA VENIR LA PEDRADA COMADRITA, PERO RECUERDE QUE YO YA NO TENGO MAQUINA DE COSER PUES NUNCA FALTA UN ANTOJADO. – ¿Pues no me dijo que usted les hacía la ropa a sus huercos? – SÍ COMADRE, PERO ESO FUE YA HACE UN CHORRO DE AÑOS. HACÍA CAMISITAS, PANTALONES, FALDAS Y VESTIDITOS. – CUANDO VIVÍA EN EL SURESTE DE MÉXICO LES HACÍA LA ROPA PORQUE ALLÁ ERA MUY CARA, PUES TODA LA LLEVABAN DE LA CAPITAL Y MI HERMANITA ME MANDABA PATRONES DESDE EL PASO, TX. LES HICE LA ROPA HASTA LA SECUNDARIA. INCLUSIVE LAS BATAS PARA QUÍMICA Y TALLER. LUEGO EN PREPA YA NO QUISIERON, PUES LLEVABAN PANTALON DE MEZCLILLA. – Mire comadre, yo tengo una maquinita de coser que le regaló el Jilemón a mi hija; parece de juguete, pero si sirve. – PUES YA VEREMOS PARA EL AÑO QUE ENTRA COMADRE, SI DIOS NOS DA VIDA Y SALUD. ¡Y DÍGAME! ¿A DÓNDE ESTA YENDO TODAS LAS MAÑANAS? LA HE VISTO SALIR MUY TEMPRANITO. – Durante el encierro por la Covid-19 no pude ir a mis clases de zumba, así que ahora estoy yendo a hacer ejercicio. – ¿Y EL COMPADRE JILEMÓN TAMBIÉN VA A CLASES DE ZUMBA? – No comadre, ¿cómo cree? Vamos a caminar al parque y luego él se va de ahí al trabajo… Bueno comadrita, ya la dejo para que siga con su rutina. ¡Gracias por el café! – DE NADA COMADRE, GRACIAS POR LAS CONCHITAS, BYE……

Translate »