Aprueban Declaración Federal de Desastres de Tormenta de Viento de Nebraska

La Casa Blanca aprobó la solicitud de una declaración federal de desastre relacionada con las severas tormentas de viento que azotaron Nebraska los días 9 y 10 de julio, causando un número récord de cortes de energía y otros daños.

La carta del Gobernador solicitando la declaración federal de desastre, describió los daños a la red eléctrica del estado por el granizo y el viento, entre los que se encuentra que en un momento dado, aproximadamente 200.000 clientes, o el 37% del estado, estaban sin electricidad después de que las tormentas pasaran, causando así el mayor corte de energía del Distrito de Energía Pública de Omaha en la historia.

La declaración autoriza la asistencia pública a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para los condados de Douglas, Sarpy, Washington, Cass, Saunders, Box Butte, Clay, Fillmore, Grant, Hall, Hamilton, Madison, Sheridan y York.

Las comunidades son elegibles para solicitar asistencia para “trabajos de emergencia y la reparación o sustitución de instalaciones dañadas por desastres; sin embargo, los daños a la propiedad privada causados por la tormenta de viento no alcanzaron el umbral para desencadenar una solicitud de asistencia individual de FEMA.

Asimismo la declaración federal de desastres también pone fondos a disposición a través del Programa de Subvenciones para la Mitigación de Riesgos. Estos fondos federales, disponibles en cualquier lugar de Nebraska, pueden ayudar a compartir los costos de los proyectos públicos emprendidos para disminuir el riesgo de daños futuros por desastres naturales.

Translate »