Las Comadritas (Harvesting Day)

(TOC, TOC)… – ¡Hola comadrita! Qué milagro. – ¿QUÉ PASÓ, COMADRITA? SI NOS VIMOS AYER, ¿NO SE ACUERDA? – ¡Ay comadre! Es que ya se me va la onda con tanto trabajo que tengo. – ¿PUES QUÉ TANTO HACE? – Nada más todo el quehacer de la casa y las compras, las tareas con los huercos y que ya empezaron a hacer deporte por las tardes; que al beisbol, que al voleibol, que a la danza. Ahora sí que ya se me esta cansando el burro. – SÍ LE CREO COMADRITA, Y MÁS PORQUE TAMBIÉN YA LLEVABA TANTOS MESES SIN HACER TODO ESO. LÁSTIMA QUE NO PUEDA AYUDARLA. PERO MIRE, LE TRAJE UNOS TAMALITOS PARA MÁS TARDE. – Le agradezco su buena voluntad, comadrita. -SÍ COMADRE, ME RECUERDA USTED A UNA TÍA QUE TUVO NUEVE HUERCOS Y VIVÍA COMO A TRES CUADRAS DE MI CASA. LLEGABA A VECES CON MI MAMÁ, ERA SU HERMANA, Y LE DECÍA: “VENGO A DORMIR, POR FAVOR ESCONDEME Y ME DESPIERTAS EN DOS HORAS”. AL RATO DE ESO EMPEZABAN A LLEGAR LOS HUERCOS A PREGUNTAR POR ELLA. – Por supuesto que su mamá no la echaba de cabeza. – CLARO QUE NO COMADRITA. A LAS DOS HORAS SE IBA A SU CASA. – ¿Y no tenía ayuda, comadre? – ALGUNAS VECES, PERO NUEVE HUERCOS, ¡SON NUEVE HUERCOS! – Oiga comadre, ya vi sus adornos de Halloween. Me dijo que no iba a poner nada. – PUES YO NO QUERÍA, PERO LLEGÓ EL RUTILO CON LA ARAÑOTA Y LA CALAVERA Y ÉL SE VA A ENCARGAR DE RECIBIR A LOS CHAVALOS. – ¡Ay comadrita! No sea aguafiestas, hay que salir de la rutina; además, acuérdese que el año pasado estuvimos encerrados. ¿Se acuerda que el antepasado hasta hicimos una piñata y nos disfrazamos? – SÍ NO SE ME HA OLVIDADO SU DISFRAZ DE CALABAZA. -Y el suyo de
calavera y que llevamos a los huercos a pedir dulces a la calle 24. Lo que yo no entiendo todavía es tanta revoltura de celebraciones: -Que el día de los muertos, que el Halloween, que la noche de brujas. -SÍ COMADRE, TIENE RAZÓN, PERO YA LE HABÍA DICHO EL AÑO PASADO LO QUE YO SABÍA. – Sí comadre, pero ya sabe que yo tengo cerebro de teflón y nada se me pega. – MIRE COMADRE: SE JUNTA LA ÉPOCA DE LA COSECHA. – Es por eso las calabazas y otros adornos como el maíz. – SÍ COMADRE Y LOS COLORES AMARILLO, NARANJA Y VERDE SECO DE LOS CAMPOS. LUEGO LA IGLESIA CATÓLICA INSTITUYÓ EL PRIMERO Y DOS DE
NOVIEMBRE, DÍA DE TODOS LOS SANTOS Y DÍA DE MUERTOS, RESPECTIVAMENTE. – Ya me acuerdo comadre, se juntaron estas tres fechas en una sola. ¿Y lo de pedir dulces, comadre? – ESO SURGIÓ EN EUROPA EN EL SIGLO PASADO CUANDO LOS CRISTIANOS IBAN DE PUEBLO EN PUEBLO PIDIENDO PASTELES A CAMBIO DE
REZAR POR EL ALMA DE LOS DIFUNTOS DE LA CASA. – Sí comadre, ya me acordé que les daban pasteles de pasas y de ahí derivó en dulces y fruta. ¿Y en México cómo celebran? – PUES ALLÁ TODAVÍA MUCHA GENTE PONE EL ALTAR CON FLORES, LA COMIDA QUE LE GUSTABA AL DIFUNTO Y SUS FOTOS, Y LA CREENCIA ES QUE LAS ALMAS LLEGAN EL DÍA 31 DE OCTUBRE Y REGRESAN EL DOS DE NOVIEMBRE. – ¿Y usted pone altar, comadre? – NO COMADRE, EN MI RANCHO SOLO CELEBRABAN EL DÍA DE LA COSECHA CON DULCE DE CALABAZA Y TAMALES Y LLEVABAN FLORES AL PANTEÓN. BUENO COMADRITA, YA LA DEJO PARA QUE TERMINE PRONTO. – Gracias por los tamales, le debo el café… ¡Bye!

Translate »