Texas desafía a Biden y contradice orden de vacunar contra COVID a empleados en todo el país

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, firmó este lunes una orden ejecutiva que establece que ninguna empresa de su estado puede pedir a sus empleados que se vacunen contra el Covid-19, lo que supone un desafío a la administración de Biden, quien hace un mes anunció que su Gobierno planea obligar a la mayoría de los trabajadores de empresas privadas a vacunarse o presentar semanalmente resultados negativos de una prueba Covid.

Aunque la medida aún está en desarrollo y no ha entrado en vigor, su anuncio desató la ira de líderes conservadores como Abott, quien, además de frenar la orden en su estado, pidió al Parlamento Estatal, dominado por los republicanos, que apruebe una ley con ese mismo propósito.

Te puede interesar: California supera las 70 mil muertes por COVID, pero también registra la tasa más baja de casos nuevos

El gobernador de Texas ya había firmado hace semanas otra orden ejecutiva que prohíbe a las escuelas y autoridades locales pedir pruebas de vacunación a profesores, alumnos o funcionarios, algo que ya fue desafiado en los tribunales por el distrito escolar de la ciudad de San Antonio.

Cabe destacar que el político republicano se vacunó contra el Covid-19 frente a las cámaras de televisión y ha pedido a los texanos que se vacunen; sin embargo, en los últimos meses ha luchado sin cuartel contra las normas de distritos escolares o ciudades que establecen el uso de mascarillas o requieren pruebas de vacunación.

Translate »